LAVADO DE MANOS

La infección hospitalaria es un problema en las organizaciones de salud, es una de las causas de morbilidad y mortalidad que se añade a la patología del paciente, se puede hablar de un evento adverso que incrementa la estancia hospitalaria, así como el uso de antibióticos y recursos hospitalarios.
La infección hospitalaria es la que se produce en el paciente durante el ingreso al hospital como consecuencia de la asistencia que recibe, se puede afirmar que es una complicación no deseada de la asistencia sanitaria.
La Organización Mundial de la Salud, precisa que son infecciones contraídas por un paciente durante su tratamiento en un hospital u otro centro sanitario, y que dicho paciente no tenia ni estaba incubando en el momento de su ingreso. Plantea entre otras soluciones el lavado de manos.
El objetivo del lavado de manos es prevenir la propagación de infecciones entre los enfermos y el personal sanitario.
Existen varios tipos de lavados de manos, el higiénico, el asistencial y el quirúrgico.
El lavado de manos higiénico, esta indicado en casos de inicio y termino de la jornada de trabajo, antes y después de extraer muestras de sangre, antes y después de emplear guantes limpios, antes y después de revisar catéteres urinarios, vasculares, antes y después de ingerir alimentos, antes y después de preparar los medicamentos, después de manipular chatas, urinarios, bolsas colectores de orina, después de hacer uso del servicio higiénico, después del uso de guantes estériles, después de realizar técnicas invasivas. El procedimiento consiste en abrir la llave de agua, mojarse las manos, aplicar jabón, enjabonar manos y muñecas, intensificando en los espacios entre los dedos, los pulgares y las uñas, la duración es de 30 segundos, enjuagar, y cerrar la llave de agua con papel toalla.
El lavado de manos asistencial es el que realiza todo personal de salud en las instalaciones hospitalarias o donde se brinda cuidado al paciente, el procedimiento consiste en abrir la llave de agua, mojarse las manos, aplicar jabón antiséptico, enjabonar manos y muñecas, frotar palma con palma, palma con dorso y viceversa, palma con palma con los dedos entrelazados, oposición y fricción de dedos de las manos, fricción del pulgar, puntas de los dedos en forma circular sobre la palma de las manos, se procede a enjuagar y secar las manos con papel toalla, cerrar la llave con el papel toalla y descartar. Se debe tener en cuenta que no debe de emplearse uniforme manga larga, uñas cortas y sin esmalte, no tener puestos anillos, pulsera ni reloj.
El lavado quirúrgico se realiza en los procedimientos quirúrgicos, el procedimiento consiste en abrir la llave de agua con sensor o uso de apertura de codo o rodilla, mojarse las manos y los antebrazos, dispensar el jabón liquido en circuito cerrado, lavarse las manos siguiendo los pasos del lavado asistencial. Iniciar el lavado de manos quirúrgico friccionando con los pasos antes descritos las manos hasta llegar con fricciones circulares hasta 5 cms. por encima de los codos, enjuagar, repetir el procedimiento de las manos hasta el 1/3 del antebrazo,  se termina con el lavado de las manos, enjuague, se mantiene las manos hacia arriba, hasta secarlas con la toalla estéril. Este lavado se realiza con clorhexidina al 4 %.

Comentarios