2. Vías Urinarias- Preoperatorio.

El paciente debe tener la vejiga vacía antes de ser trasladado al quirófano, En el caso de que se necesite evitar la distensión durante el procedimiento quirúrgico, se colocará una sonda a permanencia luego de la administración del anestésico.
Los objetivos de mantener una sonda a permanencia son:
·         Descomprimir la vejiga para evitar traumatismos durante las intervenciones abdominales bajas o pélvicas.
·         Controlar estrictamente la diuresis o mantener la permeabilidad de las vías urinarias después de la operación.
·       Facilitar la cicatrización después de las intervenciones quirúrgicas en estructuras genitales o de vías urinarias.

Comentarios